Friday, October 28, 2005




CRONICA
ESMAD UNA HISTORIA

Nombre: Soto Londoño Mauricio, grado: patrullero, edad: 22 años, estado civil: casado, hijos: uno. “Soto era muy buen policía, trabajador, juicioso, frentero en los tropeles y pa’que no es porque este muerto pero era muy buen compañero, yo me acuerdo bien de él, es que duro conmigo un año en la escuela y otro en el Escuadrón Móvil Antidisturbios (esmad), además el hombre era de una familia bien humilde, ojalá le hayan dado buen billetico a los cuchos y a la esposa”. Así es como se refiere Castellanos al patrullero Soto, quien fue asesinado por un supuesto estudiante de la Universidad Nacional en disturbios ocasionados por la visita a Cartagena del entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton, el pasado 31 de agosto de 2000. En ese momento interrumpe Gutiérrez y pregunta “¿Qué Tovar entrevistando al ‘Diablo’?, ojo cuidado lo asusta” (risas) así llamamos a Castellanos en el esmad, él dice que no es que sea malo, sino que es por lo feo (risas) “Soto había salido trasladado hacia 7 meses del esmad para la fuerza disponible, nosotros estábamos unos en Cartagena y otros en la Embajada Americana, cuando esos hijueputas mataron a Sotico, yo quería irme para la universidad y vengarme, tan cobardes lo mataron por la espalda y con una papa explosiva que pesaba como una libra, no ve que en el video se ve la fuerza que hace para tirarla, ahí no valió casco, ni escudo, no valió nada, muchos malparidos” agrega Gutiérrez a la conversación, luego este último se para y se despide, Castellanos lo despide diciéndole “chao ‘Ojibro’” –risas- es que en el esmad todo el mundo tiene su apodo, no es por ofender a nadie, más bien diría yo por cariño o aprecio, claro esta que a los jefes si ni modo, aunque por ahí se escuchan de vez en cuando algunos apoditos para ellos que por obvias razones no pueden salir a la luz pública. Entre los apodos más sonados están: ‘Chamuscao’, ‘Frizer’, ‘Bavaria’, ‘Care Loco’, ‘Manotas’… sigue lista para más de mil apodos pertenecientes a los hombres del esmad de todo el país.

Las actividades diarias de un hombre del esmad inician a las 5:00 a.m con el trote que no puede faltar, luego realizamos el aseo de la estación como el de nuestra propia casa, pues allí es donde vivimos, posteriormente tomamos los alimentos por ahí, en restaurantes o casas que nos venden la comida cerca de la estación, en el transcurso del día se reciben clases, conferencias, e instrucción sobre antidisturbios, Derecho Internacional Humanitario, Derechos Humanos, temas de policía y reentrenamientos, claro esta, esto es cuando no estamos de servicio atendiendo disturbios.

Nuestra disponibilidad es de 24 horas y descansamos 5 días al mes que nos sirven para viajar, pues la mayoría somos de fuera de Bogotá, por ejemplo: Huila, Tolima, Valle, Meta, Atlantico, etc. Los policías del esmad como la mayoría de policías colombianos somos personas de campos, pueblos y ciudades, de familias humildes y honradas. El hecho de ser policía del esmad es motivo de orgullo, pues internamente nuestros compañeros nos consideran como los putas, los berracos, algunos aseguran que prefieren meterle el pecho a las balas de la guerrilla y no a las papas explosivas, a las bombas molotov, a los líquidos inflamables (químicos), piedras y todos los elementos que arrojan los manifestantes en un disturbio.

Antes de salir a atender un disturbio somos policías común y corriente, de uniforme verde y tonfa (bastón de mando que reemplazo el popular bolillo). “Cuando hay algún disturbio en Bogotá y nos mandan a cambiar para salir, es algo emocionante, el solo hecho de saber que uno se va a colocar el protector corporal lo llena de barraquera, de poder, es una emoción que solo se puede sentir cuando las papas explosivas estallan en las canilleras, en los escudos, en las tanquetas y si esta uno bien de malas en el casco y armadura, rogando que la papa explosiva no sea grande y por ahí le desprenda a uno el cerebro” confiesa Lozano ‘Chamuscao’ como lo llaman por el fogonazo de una papa explosiva que le exploto en la visera del casco y le quemo su cara en disturbios de la Universidad Nacional; algo parecido le sucedió a mi cabo Cuadros, pero esta vez fue en la Universidad Distrital, una mujer con capucha y mochila donde guardaba las papas explosivas lanzó una de estas papas hacia la sección del esmad donde se encontraba mi cabo, esta alcanzo el dedo pulgar de su mano derecha destrozándoselo totalmente.

Cali, 14:00 horas, mayo 13 de 2003 “avisaron por radio que se encontraban unos encapuchados afuera de la Universidad del Valle (univalle), pretendiendo quemar un automotor, de inmediato mi Mayor ordenó cambiarse y embarcar para salir, el bus se gasto unos 15 minutos desde la estación en el barrio San Pascual hasta la univalle en el barrio Paso Ancho, ese bus se fue volando. Efectivamente había por fuera de la universidad unos 15 encapuchados con un galón de gasolina tratando de parar un carro, nosotros no esperamos ni desembarcar para que un gaseador disparara por la ventana un gas lacrimógeno tratando de evitar que los desadaptados cometieran su fechoría, ellos nos vieron y corrieron al interior de la universidad. Ya nosotros en tierra avanzamos en bloque hasta llegar a la reja y las paredes de la entrada en medio de las papas explosivas y bombas incendiarias que nos tiraban, estas últimas eran apagadas por un compañero que portaba un extintor y que suprimía las llamas que nos alcanzaban, ya posicionados frente a la universidad pudimos darnos cuenta que eran aproximadamente 150 manifestantes que indiscriminadamente nos lanzaban papas explosivas, piedras y todo lo que usted se pueda imaginar Tovar, nos tiraban como a matarnos, Guevara se percato de que por detrás de nosotros un encapuchado trataba de acercarse para lanzarnos una bomba molotov que tenia en su mano, el encapuchado estaba detrás de un muro, fue cuando el ‘Negro’ (Guevara) me dijo que fuera a cubrirlo, pues era gaseador y no portaba escudo para protegerse, el que yo si tenia, cuidadosamente nos acercamos logrando ubicarnos justo al otro lado del muro, nuestro objetivo era ahuyentar el manifestante par salvaguardar la espalda de la sección de compañeros que estaban tropeliando de frente la multitud, nos protegimos los dos con el escudo, pasaron aproximadamente 5 minutos, en ese momento nos íbamos a percatar que el encapuchado ya no estuviera allí, de repente algo inesperado paso, por encima del muro una papa explosiva caía como en globito tirada del otro lado de la pared y directo a la cabeza del ‘Negro’, yo alcance a gritarle que se quitara de un alarido que más que eso parecía un llanto de angustia y desespero que se desprendía de las entrañas de mi garganta, Guevara alcanzo a reaccionar pero sin lograr esquivar la papa explosiva que logro caer al extremo derecho en medio de la visera y el casco, un alarido soltó Guevara al sentir el inmenso dolor al lado derecho de su nariz, gritando desesperadamente que si todo estaba bien y que qué le había pasado, fue un momento de confusión total cuando ya no hubo humo que cubriera su cara logre observar su ojo pegado en una mancha de sangre a la visera del casco” esta experiencia la contó Martínez, patrullero del esmad que trabajaba en esta unidad en Cali y que hoy pertenece al esmad Bogotá. Así como este son decenas de casos de policías del esmad heridos en procedimientos en todo el país, cabe anotar aquí que existen escuadrones en las principales ciudades del país estando el esmad a la vanguardia en antidisturbios con países como Francia y Japón y siendo líder en control de multitudes en Latinoamérica.

Mi vida transcurre en medio de mi trabajo y de la universidad, y aunque a veces es difícil llegar de un disturbio y correr a estudiar ahí vamos poco a poco, como diría mi papá y tratando de comprender en las aulas de clase y complementándola con mi diario vivir porqué razón nos estamos matando, yo se que el problema es complejo, pero no imposible de resolver y aunque algunos políticos y periodistas con falta de ética profesional siguen empeñados en echarnos muertos y heridos que no son nuestros seguiremos ahí tratando de mantener el orden como es nuestro deber, pues así reza el lema del esmad. Eso si, hasta que Dios y la policía lo permitan.
los nombres verdaderos han sido canbiados por seguridad

Tuesday, October 25, 2005





¿ LOS ROLOS NO SON PROVINCIANOS ?

En diferentes oportunidades que he tenido que estar en el estadio el campin trabajando, controlando las barras bravas de los equipos de fútbol, es muy común un cántico en los seguidores de los equipos capitalinos que se trata de ofender a los de otras ciudades gritándoles provincianos hijuputas, también es común en las calles de Bogota cuando le preguntan a uno su procedencia y si no es rolo entonces le responden diciendo¿ a tu eres provinciano? Pasa de igual manera en las universidades, fiestas, y todo los acontecimientos que nos podamos imaginar que pasen en Rololandia. cuando hay allí una persona que no sea de Bogotá pues para los rolos es un provinciano.
No estoy molesto por esta actitud, por lo contrario soy de esos orgullosos intensos por decir mi procedencia, claro que no falta el Costeño que dice que es de Miami, o el Tolimense que se cree Español, o inclusive el rolo que dice ser Neoyorquino, en fin... Nos comentaba Andrés Torres (catedrático universitario) que todos los ciudadanos del mundo somos provincianos, y claro no ve que un rolo es provinciano en Neiva por que no conoce, o un francés es provinciano en New York por que no tiene idea de esta ciudad inclusive viviendo allí , pues, no se conoce todas las calles, carreras, escuelas, discotecas, museos etc, entonces este mensaje es para todos los rolitos que presumen por ser citadinos, recuerden provincianos, todos somos ciudadanos del mundo

Tuesday, October 18, 2005


¡ QUE NO SEA UNA EXCUSA!
El comentario de este blog no es una excusa a algunas actuaciones irregulares que se presentan en la policía de Colombia, es simplemente una respuesta a cientos de acusaciones que sin fundamentos constantemente presentan algunos medios de comunicación que en su gran mayoría son de la izquierda de este país, no quiero con esto decir que mis animosidades con este sector sea de rechazo e indiferencia, pues de alguna manera contribuyen con sus denuncias en pie de lucha a la búsqueda de la paz en Colombia. Mi molestia se fundamenta en que estos medios escritos no informan al pueblo sino que desinforman de tal manera que las gentes, ciudadanos, paisanos nuestros como cualquiera se tragan entero lo que escriben estos mentirosos y profesionales con falta de ética en los medios masivos, sin tener argumentos valiosos y veraces, además de esto solo contribuyen a el rechazo de la comunidad con la policía y en general con la fuerza publica cuando de lo contrario deberían ir de la mano en búsqueda de un país que se construya bajo los parámetros fundamentales de libertad, igualdad, justicia de todos los hombres y amor. ahora bien como dije al principio no estoy justificando atropellos, injusticias, perjuicios, etc. que en algún momento se hayan podido presentar y que inclusive se sigan presentando al interior de la fuerza publica, en mi caso de la policía, precisamente el titulo de este blog se refiere a esta situación, y es que los policías de Colombia no somos de Marte, ni de la luna y ni mucho menos gringos o Japoneses, somos de los campos, pueblos y ciudades de este país y como tal pensamos, sentimos y actuamos como cualquier persona del común, como cualquier Colombiano, o es que solo nosotros cometemos errores, acaso usted no los comete, acaso la iglesia no los comete, acaso los políticos no los cometen y para ir mas allá acaso los medios de comunicación en su mayoría de izquierda no los cometen. Entonces no nos dediquemos a alimentar odios, a juzgar sin fundamento, a llenar los corazones de los colombianos de rechazo y rencor, por eso el que comete el error paga por el. Mejor ayudemos a construir país.